La Fresh Gallery acogerá desde este jueves 21 de septiembre la exposición ‘Bodegones Almodóvar’, una serie de fotografías del realizador manchego en las que muestra “la intimidad de la cocina” con imágenes combinadas de flores, frutas vasijas o bandejas.

La cocina es lugar más íntimo para mí y un sitio, junto al baño, donde nadie puede mentir: si alguien te dice ahí te quiero es porque lo siente de verdad”, ha explicado durante una visita guiada por la muestra, que estará hasta el próximo 26 de octubre.

Almodóvar ha señalado que este proyecto surgió de la “fascinación” por la exposición de pintores hiperrealistas en el Thyssen y, en especial, por la obra de Antonio López. De hecho, reconoce que para este trabajo no se ha inspirado en ningún fotógrafo reconocido, sino que ha sido el propio López o incluso Velázquez “sin ánimo de comparar” quienes le han servido de inspiración.

“Es una pretensión hablar de cuadros, pero sí que ha habido desde el principio una voluntad pictórica: nunca he pensado en fotografía sino en cuadros o bodegones“, ha reconocido el director, quien tampoco ha renunciado a incluir objetos que han salido en varias de sus películas.

Almodóvar fotografió estos bodegones desde el pasado mes de abril hasta junio y, pese a reconocer que se ha “aficionado”, ha comentado con humor que no volverá a hacer este “autobiografía” con rincones de su casa. “La verdad, no sé si le puedo sacar más partido a la encimera”, ha ironizado.

Los precios de las fotografías –70 piezas únicas y otra seriada de 50– van desde los 300 euros hasta los 1.500 euros y los beneficios irán a parar a Mensajeros por la Paz. “No voy a vivir de la fotografía y quería que el dinero se destinara a una obra inmediata como la del Padre Ángel: una iglesia abierta 24 horas a todo tipo de gente es modélico”, ha concluido.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here