Cejas para todos los gustos y miradas

0
2513
views

Bárbara Torres, distribuidora en España de la firma británica Nouveau Lashes, repasa los distintos estilos de cejas que podemos ver hoy en día y que se pondrán o continuarán de moda durante todo este año, además de contarnos algunos tips para conservarlas y cuidarlas en perfecto estado.

La cejas salvajes fueron tendencia en 2017, pero este año la moda se diversifica hacia otros tipos de los que oímos hablar constantemente y que muchas no conocemos: las messy, las smokey, las brushed up, las feather/pluma o las bold, por poner un ejemplo. Bárbara Torres, de la firma británica Nouveau Lashes, apuesta por la naturalidad en detrimento de aquellas cejas tan delgadas y delineadas de hace años: “Se lleva la maxiceja y será por mucho tiempo, eso advierten las nuevas tendencias, ya sea afilando un poco al final o dejándola en forma de cono, siempre respetando los rasgos y gustos de cada una”. Para conseguir unas bien tupidas y estudiadamente desordenadas, como las de la modelo Cara Delevingne, puedes ayudarte de un cepillo para peinarlas hacia arriba y dar sensación de más densidad, si hay poca, y de un kit imprescindible para trabajarlas: “Nos bastaría con unas tijeras, una paleta con el color deseado, un lápiz para rellenar huecos y un gel para cepillar después, además de un iluminador”.

Antes de optar por el tipo de ceja que mejor va con nuestros rasgos faciales, hay que asegurarse de tener suficiente vello en las mismas. Si  hay escasez, tampoco es importante pues el lápiz y algunos polvos que podamos utilizar para remarcar, solucionarán la papeleta, siguiendo el trazo que va del principio al final, rellenando allí donde se vea una o varias calvas: “Si nuestra cara es redondita, unas cejas tipo bushy la afilarán, sobre todo si las peinamos hacia arriba. Para rostros más duros y angulosos, cuánto más simétricas mejor, y siempre en horizontal” – comenta Bárbara.

DICCIONARIO IMPRESCINDIBLE DE LA CEJA

MESSY: Estudiadamente despeinadas y poco depiladas, dan al rostro una mayor expresividad facial y gestual, además de reforzar la mirada y marcar un carácter, no necesariamente rudo o masculino: “Se consiguen peinándolas a contrapelo con algún producto que las fije, no a todas queda bien, depende mucho de las facciones”.

BOLD: Hablamos de cejas tamaño XXL, bien delineadas, cuidadas y gruesas: “Quedan muy bien en rostros contundentes y con personalidad”.

BRUSHED UP: Es decir, peinadas hacia arriba y con la ayuda de un fijador para una mayor duración: “No requiere más cuidados que retocar con un peine”.

SMOKEY: Técnica de maquillaje con lápiz y polvos para unas cejas más gruesas y naturales, también usada para perfilarlas, sobre todo para definir el arco y lograr que se vean con mayor grosor y naturalidad: “Si partimos de escasez de pelo en las mismas, no importa, con la ayuda de un buen lápiz y polvos para remarcar, puedes seguir el trazo que va del principio al final, rellenando allí donde veas una o varias calvas”.

FEATHER: Este tipo de cejas, también llamadas pluma, consiste en peinar hacia arriba y hacia abajo desde la mitad de las mismas: “El resultado no favorece demasiado, pero va en cuestión de gustos, sin duda hay que atreverse y tener pocos prejuicios”.

Y tú, ¿qué opinas?