Parece que poco a poco se hace presente el sol y el calor y desde La Siesta tenemos claro cuáles son algunos de los looks que a la espera del tan ansiado verano, más nos pueden favorecer y además están más de moda, desde el fake bob o las coletas, tan rápidas como socorridas, hasta las melenas curly, los recogidos informales o el wet look, si las temperaturas son muy altas y buscamos una imagen fresca a la par que radical.

1. Recogidos informales

Paul Tudor (David Künzle Fuencarral) destaca esta opción que además es una de las más demandadas en su salón, deshechos con cepillo y dejando caer los mechones de manera natural: “Todavía se vería mejor si previamente trabajamos la coloración del cabello con suaves reflejos, siempre hechos con pincel, pues para las bases oscuras como las de muchas españolas, conseguiríamos aportar toques de luz para realzar más la imagen buscada”.

2. Rizos y melenas curly

Las melenas con ondas grandes y salvajes deben trabajarse con difusor y espuma. El estilista David Lesur (David Künzle Ponzano) nos da un consejo: “Peinar y cepillar lo menos posible, pues un exceso puede llevarnos a dañar el rizo e incluso abrirlo y que este pierda toda su fuerza y elasticidad, además de no tener en cuenta otras posibilidades, desde pelos largos a cortos con o sin capas. También dependerá del tipo, sean ondas o en espiral, por ejemplo. El corte preferiblemente debe realizarse en seco, buscando la mayor naturalidad y dándole ese toque salvaje tan deseado. Para su cuidado en casa, podemos peinarnos con nuestras propias manos, revolviendo los dedos entre los rizos o con peines de púa ancha, así como el uso al dormir de mascarillas hidratantes contra la sequedad y el encrespamiento, que ocurrirán si no los cuidamos”.

3. Wet Look

El efecto mojado es un peinado sencillo y chic cuyo valor añadido consiste en poder dominar cualquier remolino no deseado: “Sugiero peinar todo el cabello hacia atrás, con un cepillo de jabalí y laca extra fuerte, combinando con un serum de brillo o un aceite de tamanu para garantizar el efecto que buscamos” – matiza David Lesur sobre este peinado que se caracteriza por lo rápido de hacer y el toque moderno que aporta, cuyo truco está en peinar el conjunto del cabello ligeramente húmedo hacia atrás, utilizando una laca sin gas y mucho sérum de brillo.

4. Coleta francesa

La coleta es tan fácil de hacer como cómoda de llevar, una apuesta segura que aporta también sofisticación, elegancia y frescura a un look: “Existen muchas variaciones y quedan muy bien para todos los tipos de cara. Son ideales para cualquier evento, desde los más informales hasta los de alfombra roja, ya sean deshechas, tirantes, muy trabajadas y pulidas o bien rollo mojadas/wet, altas y bajas, con volumen, rizadas, lisas, de burbujas o en trenza” – comenta Lesur.

5. Fake Bob

No todas las mujeres se atreven a cortarse la melena, por lo que no hay mejor solución que hacerse un “faux bob” o “fake bob”, un peinado sumamente cómodo que no requiere excesivo trabajo y es además sinónimo de elegancia, glamour y sofisticación: “Se trata realmente de un falso carré, perfecto para un cambio de look puntual, sin necesidad de cortarte el cabello ni pasar largas horas frente al espejo”

Y tú, ¿Qué opinas?