J. Fernandez Ortega
J. Fernández Ortega/               A primera vista

Hace apenas una semana escribí un articulo sobre la elaboración de eventos, pues bien ayer acudí a uno en particular de repercusión nacional.

Evento de Inauguración oficial del Palacio de congresos de Palma. “The Show that never ends”.
Impredecible confirmar asistencia indicando nombre y DNI después de recibir la conveniente invitación. Código de vestimenta, ellas vestido de cóctel y ellos, traje oscuro, alguno acudió con vaqueros y no se le debería haber dejado pasar, la vestimenta en los personajes de Mallorca tendría que ser una asignatura obligatoria.

La inauguración oficial corría a cargo de SS.MM los Reyes de España Felipe VI y Letizia, de ahí que se tuvieran tantas medidas de seguridad.

Mucha amabilidad por parte de los anfitriones Meliá Hotels International, gestores del flamante nuevo Palacio de Congresos. Tras una entrada de invitados lenta pero fluida, debido a los arcos de seguridad, los Reyes entraron al gran auditorio acompañados de aplausos.

El show dio comienzo y también mi critica. La Orquesta Sinfónica de Baleares, la coral Escolanía de Lluc y el humorista Agustín ‘El Casta’ fueron las estrellas invitadas del acto, fue presentado por el actor mallorquín Simón Andreu y por la cantante y presentadora Victoria Maldi. Un popurrí cultural que por separado son extraordinarios pero al mezclarlo en un evento inaugural suena raro y provinciano. La hora, tardía para la realización de directos en las televisiones nacionales, un hecho que daría mucha más relevancia al acto. Los videos rancios de distintos personajes de Mallorca no aportaban nada al show.

Entre actuación y actuación discursos políticos y empresariales sosos, anodinos, con diversos reproches y planos, solo los dos reyes de la noche Jaime III (como un personaje de El Casta) y Felipe VI fueron lo más coherente y aplaudido de la noche.

Ya esta bien de decir o excusarse de que esto es Mallorca, esta isla es una de las más visitadas del mundo y como tal debemos dar el mejor servicio e imagen, ayer a mi no me convencieron para realizar ningún acto en el Palacio de congresos de Palma.

Comments

comments