El Tribunal Constitucional SurCoreano destituyó por corrupción a la presidenta del país, el primer ministro pidió al Gobierno que mantuviese la estabilidad en el Gobierno ante la creciente tensión con Corea del Norte y el anuncio del Ejército de seguir adelante con el escudo antimisiles THAAD.

El Tribunal Constitucional de Corea del Sur ha decidió el pasado mes de marzo que la  presidenta, Park Geun Hye, fuese destituida de su cargo por corrupción, aunque ya había sido apartada en diciembre por las investigaciones que la vinculaban con extorsiones a empresarios para conseguir enormes sumas de dinero.

Dos personas fallecieron en las manifestaciones multitudinarias que se produjeron en Seúl cuando trascendio el fallo del Tribunal.

A la incertidumbre política que vive ahora Corea del Sur, con la presidenta del país destituida y la convocatoria de nuevas elecciones antes de 60 días, se suma la escalada de tensión con Corea del Norte y los lanzamientos de misiles desde Pyongyang. De hecho, una vez conocida la noticia, el Ejército ha anunciado que seguirá adelante con el escudo antimisiles THAAD y EEUU y Japón se han apresurado a asegurar a Seúl que mantienen “su cooperación” con el Gobierno surcoreano.

Por su parte, el primer ministro y presidente en funciones Hwang Kyo Ahn, hizo un llamamiento para mantener la estabilidad en el país, manifestó “respeto” por la decisión del Tribunal y resaltó que “es necesario gestionar el orden social para evitar nuevos conflictos internos”.
Hwang pidió al Gobierno que acelerase los preparativos para las elecciones presidenciales anticipadas, que se celebrarán como fecha posible el 9 de mayo.
La destitución de Park se aprobó de forma unánime, con el voto de los ocho jueces que forman parte del tribunal –que en un inicio estaba conformado por nueve magistrados, si bien el mandato de uno de ellos acabó el pasado 31 de enero–.

 

A pesar de haberse disculpado públicamente ante el pueblo, el índice de aprobación de Park ha caído a mínimos históricos.

El tribunal ha entendido que Park “violó la ley” al permitir que su confidente y amiga, Choi Soon Sil –cuya detención en octubre sacó a la luz el escándalo. No obstante, ha rechazado otros cargos citando falta de pruebas, entre ellos, el de abuso de poder a la hora de designar a altos cargos del Ejecutivo. Asimismo, el Constitucional ha señalado que en su decisión no se ha tenido en cuenta el papel de Park en el hundimiento del ferry ‘Sewol’, en 2014, en el que murieron más de 300 personas, que regresó al foco mediático durante el período de ‘impeachment’.

Con este fallo se pone fin a una investigación que ha durado más de 90 días y que ha sumido al Partido Saenuri, al que pertenece Park, en la mayor crisis de su historia, provocando incluso que una parte de la formación decidiera escindirse y crear un nuevo partido para tratar de desvincularse del escándalo.

El ministro de Justicia surcoreano, Lee Jung Mi, aseguró que “los efectos negativos de las acciones de la presidenta y sus repercusiones son muy graves”, subrayando por otro lado que “los beneficios de defender la Constitución destituyéndola de su cargo son abrumadoramente extensos”.

La hija de la amiga de Park sopesa pedir asilo en Dinamarca

La hija de Choi Soon Sil, amiga íntima de la ex presidenta surcoreana Park Geun Hye  sopesa pedir asilo en Dinamarca, donde está estudiando, según informó su abogado, Peter Martin Blinkenberg.

Chung Yoo Ra, de 21 años de edad, fue detenida el pasado 1 de enero por la Policía danesa conforme a una solicitud de extradición de Corea del Sur, que la investiga como posible canal de los sobornos que los empresarios pagaban a su madre y a Park a cambio de favores políticos.

La expresidenta de Corea del Sur asegura que “la verdad saldrá a la luz”

La depuesta presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, ha pedido perdón a la población por la crisis abierta en el país a raíz de la implicación de su confidente en una histórica trama de sobornos y ha asegurado que la verdad acabará saliendo a la luz en un reconocimiento implícito de su inocencia, según ha hecho saber a través de un portavoz, pocas horas después de abandonar para siempre su residencia presidencial.

Park Geun Hye, ha pedido perdón a la población por la crisis abierta en el país a raíz de la implicación de su confidente en una histórica trama de sobornos

La mandataria, cesada de sus funciones por el Tribunal Constitucional tras el escándalo de sobornos en el que está implicada su confidente, Choi Soon Sil, ha desalojado el recinto donde ha vivido los últimos cuatro años y se ha dirigido a su residencia privada en el barrio de Samseong, donde la estaban esperando cientos de partidarios al grito de “¡Cancelad el impeachment!”.

“Lamento mucho que no haya podido completar el mandato presidencial que se me concedió”, hizo saber a través de un comunicado leído por el diputado del Partido para la Libertad de Corea y antiguo portavoz Min Kyung Wook. “Aunque hará falta tiempo, creo que la verdad saldrá definitivamente a la luz”, ha añadido.

Park, de 65 años, es la primera líder surcoreana elegida democráticamente en ser apartada de su cargo. La destitución llega tras meses de turbulencia política por un escándalo de corrupción que provocó la detención del heredero de la gigante tecnológica Samsung en el marco de un proceso judicial.

Ya sin inmunidad presidencial, Park podría enfrentarse a cargos penales por soborno, extorsión y abuso de poder por supuesta conspiración con su amiga Choi Soon Sil.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here