Para la ocasión la monarca ha elegido un look de lo más discreto en el que se esconde un pequeño homenaje a la isla y sus artesanos, a pesar de los rumores que aseguran que Letizia no es una gran fan del destino vacacional por excelencia de los Borbones.

Estos han sido los divertidos pendientes de la Reina Letizia. Unos pendientes en plata bañada en oro de 18k con forma de gamba. Se trata de un diseño de la firma mallorquina Helena Nicolau, con un precio de 120,00€.

Sin duda una forma sutil y elegante de conectar con la isla, teniendo en cuenta que no es la primera vez que aprovecha su visita para lucir un diseño de la misma diseñadora como ya pudimos comprobar en la cena anual de autoridades en el Palacio de la Almudaina durante el verano de 2017, luciendo unos pendientes con forma de flor de almendro y acabado de oro.

Letizia en Marratxi-18

 

Y tú, ¿Qué opinas?