Los Amebas podrían haber existido hace 60 años por imagen y actitud. Sus conciertos son una fiesta de explosividad en Mallorca. Tocan música garage yé-yé, visten elegante y nacieron en 2013. José Miguel Payés, el bajista, tenía un grupo llamado Four eyes. En sus conciertos siempre veía a una pareja con más estilo que el resto. María Rosa Cabot y Manuel Miró eran los alumnos aventajados de la clase entre el público. José Miguel los quería en su banda y les tiró la caña. Ellos picaron tras su insistencia. Mario Valls, Jaume Masegosa, Luis Ozonas y Ruth Valencia completan la alineación titular de Los Amebas, que han publicado su primer EP con Discos Polo.

 

La familia ha crecido, sois siete integrantes. ¿Empezó como un matrimonio?

José Miguel Payés: Yo soy adoptado (risas). Estaba en un grupo, Four eyes, y en los conciertos siempre veía a una pareja (Manuel Miró y María Rosa Cabot). En 2013, cuando desaparecieron los Four eyes, me acerqué a ellos y les dije: ‘Hemos de montar una banda’. Manolo me dijo que no tenía tiempo. A mí me atraían por su forma de vestir, yo no los conocía mucho.

Manuel Miró: Contactó conmigo por Facebook y yo le dije que no podía por trabajo. Luego, la siguiente vez que contactó, ya no tenía excusa.

José Miguel, ¿tú sabías que Manuel cantaba?

José Miguel Payés: No, a mí me atrajo su forma de vestir y de ser.

Manuel Miró: Me preguntó: ‘¿Tú qué sabes tocar?’ Yo le dije que nada, que como no fuera cantar… Yo había cantado en la coral blanca de San Cayetano. (Risas).

José Miguel Payés: Yo no esperaba que no supiese nada, pero bueno.

“No ejercemos de mods, nadie de nosotros se cree mod”

Entonces quedasteis los tres…

Manuel Miró: Quedamos en el Lidl de Santa Ponça. Había que buscar un guitarra, que no era Jaime, y fuimos a su casa a ensayar. Luego fuimos al Purple Weekend de León y allí convencimos a Mario.

María Rosa Cabot: Fue un machaque. Le dijimos que al menos lo probara.

¿Cómo se distribuyeron los roles?

José Miguel Payés: Escuché a Manolo y dije: ‘Esta voz es de garage. ¿Os mola el garage? Vamos a hacer garage. Dentro del género de los 60 hay muchas variantes.

¿Cuál fue la primera actuación?

Manuel Miró: Tuvimos un primer concierto el 28 de marzo de 2015 en el Maraca, nuestra cueva preferida. Hicimos un trato con el grupo Recover de invadir el escenario en un momento dado. No estábamos en el cartel, era sorpresa. Fue un mini concierto de 5 canciones. Nosotros no teníamos preparado nada. Llevábamos desde febrero ensayando. Nos llegó mediante Albert Petit, por su dúo Reventat i volquete. Yo no había subido a un escenario, iba acojonadísimo ese día. Salimos de ahí entusiasmados.

“LO DIVERTIDO ERA ACTUAR, NO TENÍAMOS PENSADO IR A GRABAR JAMÁS”

La cosa se puso seria y decidisteis grabar el primer EP.

Manuel Miró: Hasta ahí pasó tiempo. Estuvimos cerrando bien las canciones, creando un repertorio serio y extenso. Dimos nuestro primer concierto con la banda en el Cocarroi, que sonó y funcionó muy bien. Se me quedaron grabadas las palabras de Jaime al terminar: ‘Tenemos una cosa que nos la podemos creer’. A partir de ahí fuimos haciendo conciertos y conciertos. Hubo un momento que era un poco agobiante porque en un mes a lo mejor tocábamos cada sábado en Palma.

Y entonces llegó Ruth, de Cola Jet Set…

Ruth Valencia: Cuando tocamos con Cola Jet Set en Palma vino Mario a vernos y Felipe (Cola Jet Set) me dijo que tenía que ir a ver a Los Amebas porque me iban a gustar mucho. Fui a verlos al Three Lions. Rosa siempre me subía a tocar la pandereta y una noche le dije que también sabía tocar la guitarra.

¿Cuándo decidís grabar el EP?

María Rosa Cabot: Fue después de un concierto en el Populart en el que estaba Pablo Ochando. Cuando terminamos, Pablo me cogió y me dijo que le habíamos encantado y que quería que grabáramos con él. Ni se nos había ocurrido grabar. Lo divertido era actuar, no teníamos pensado ir a grabar jamás.

¿Qué os parece el público de la Isla?

Mario Valls: El público en el Lisboa y en el Maraca responde bastante bien.

Manuel Miró: De un tiempo corto a esta parte se está llevando el rollo de traer cosas muy interesantes a sitios muy pequeños como se está haciendo en Madrid.

Mario Valls: En Mallorca hay un público fiel al rock, pero es minoría, no baila el Despacito.

Me da la impresión de que sois los últimos mods de la Isla. ¿Qué significa ser mod en 2017?

Manuel Miró: No sé, pregúntaselo a un mod.

José Miguel Payés: Nuestra banda no es mod. A ver, el movimiento mod duró dos años y es una forma de vida.

“LAS ‘CROCS’ SON EL SÍMBOLO DE LA  DECADENCIA DE OCCIDENTE”

Cuidáis la estética.

María Rosa Cabot: Realmente nos atrae mucho lo yé-yé, todo. La escena de los 60, incluso española. No ejercemos de mods. Nadie de nosotros se cree mod.

Mario Valls: Yo viví el revival mod de los 80. Ya fui con mi parka, me molaba el rollo y ahora ha sido como volver un poco. Me gusta la estética, la música, las scooters de hierro…

© La Siesta Press / J. Fernández Ortega

¿Cuánto importa la estética en un grupo?

Manuel Miró: Es todo, si no tienes música has de tener algo.

José Miguel Payés: Al final la gente nos dice en los conciertos que vamos elegantes, pero nosotros vamos así por la vida.

María Rosa Cabot: Mi sobrina un día me hizo mucha gracia. Vio unas fotos de Facebook y una compañera de la Cruz Roja le dijo: ‘¡Ay, qué graciosos tus tíos que se visten para ir a tocar! Mi sobrina le respondió: ‘No, no, van así por la calle’. Se creía que era pose.

Manuel Miró: Bueno, José vino una vez con chanclas y en chándal…

María Rosa Cabot: El otro día vino con unas ‘crocs’ lilas, ¿eh?

Manuel Miró: ¿Os acordáis de la peli El dictador? Las ‘crocs’ son el símbolo de la decadencia de occidente.

Os han anunciado para el Fuengirola Pop Weekend. ¿Es vuestro mayor logro?

Todos: de momento sí.

Manuel Miró: Son 300 o 400 personas de público y auténticos grupazos. Y encima es eso, que tú estás en un sitio cerrado, con un vaso de cristal, no estás bebiendo meado en un vaso de plástico y llenándote de barro en un chamizo. Es una cosa diferente. No es que sea una cosa súper elitista, sino algo bien montado y con gusto. Para mí es el festival ideal.

¿Os gustaría compartir escenario con algún grupo?

Jaume Masegosa: Con Los Negativos.

José Miguel Payés: Con Brighton 64. Hombre, a mí me haría ilusión tocar con La Granja, la verdad.

Ruth Valencia: Con Cooper sería la bomba.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here