La feria internacional, abierta hasta el 29 de diciembre en Matadero Madrid, organiza más de 60 actividades para dar a conocer las gastronomías de 70 países diferentes

La gastronomía es la gran protagonista de la tercera edición de la Navideña Feria Internacional de las Culturas, entendida como punto de encuentro, espacio de diálogo y riqueza cultural.

Un mercado de 70 casetas, una por cada embajada que colabora en este 2017, ofrece a los visitantes de la feria la posibilidad de descubrir las recetas más internacionales y degustar productos típicos de distintos países. Desde las galletas de jengibre de Ucrania, hasta el arroz con leche y almendras de Dinamarca; pasando por los frites, tradicionales patatas belgas; los quesos lituanos, o el café y el chocolate de Costa Rica, entre otros manjares, llenan de sabores este encuentro tan internacional.

Paralelamente, la feria cuenta este año en exclusiva con una gastrocarpa, espacio de encuentro de reconocidos cocineros y celebración de 60 actividades gastronómicas: showcookings, catas, talleres para saborear todas las culturas como vino griegos, pastel de choclo y cóctel terremoto de Chile, o la degustación de platillo dulce de Colombia.

Manual para aderezar el mundo. Recetario para fiestas y celebraciones

En esta línea, la Feria dedica su publicación anual a la edición del Manual para aderezar el mundo. Recetario para fiestas y celebraciones, un viaje por los sabores más internacionales a través de un recetario de platos típicos de las fiestas de invierno y Navidad.

Con ilustraciones de la artista venezolana Victoria Fernández, las más de 60 recetas que conforman el libro se acompañan de textos artísticos que conectan lo culinario con las tradiciones culturales de cada país. De venta en la propia feria por un módico precio, la recaudación irá destinada en su totalidad a la ONG Ayuda en Acción.

Y tú, ¿qué opinas?