NAÏ De Lynn Pfaff es una firma de complementos inspirados en texturas encontradas en materiales brutos, tesoros de lugares lejanos y colores de la naturaleza. cada diseño de naï está hecho a mano y elaborado con precisión y amor. utilizan materiales naturales dejando que la belleza y energía única de cada pieza hable por sí misma. El look significativo de naï está definido por sus piedras semipreciosas (¨gemz¨) en bruto y la fusión de materiales usados en su creación. llevado por mujeres con espíritu moderno-bohemio quienes buscan accesorios expresivos para complementar su look.

-¿De donde le viene la inspiración para crear estas joyas?
-La mayoría de las veces mi inspiración viene de la materia bruta. Siempre estoy a la búsqueda de piedras nuevas, materiales nuevos… y muchas veces compro sin en realidad saber para qué quiero utilizarlo. Hasta que veo algo que me da la inspiración. Puede ser una combinación de colores, el estilo de alguien por la calle que me llama la atención o un conjunto accidental de dos tipos piedras en mi mesa de trabajo.

-¿Cual es su primer recuerdo de infancia con las joyas como referente?
-Cuando pienso en mi infancia siempre me acuerdo de una máquina de tejer de perlas/cuentas que teníamos en casa de mis abuelos. Pasábamos los veranos allí y muchas veces me ponía a tejer pulseras con las cuentas que encontraba.

Foto: © La Siesta Press | J. Fernández Ortega (Todos los Derechos Reservados)

¿-Tenemos mitificado el mundo de la joyería?
-Creo que existe mucho arte en el mundo de joyería. Trabajan con materiales muy delicados y diminutos y saben crear verdaderas piezas de arte con ellos. Mucha gente no aprecia el trabajo minúsculo que va escondido en lo que pueda parecer, por ejemplo, un anillo simple. Valoro el trabajo que está en muchas de estas piezas. Lo que opino es que luego cada persona tiene que decidir cuál es el valor que tiene una joya para uno mismo; no basándose únicamente en su material precioso (siendo por ejemplo oro o diamantes),sino basándose en que es una pieza de arte que le toca el alma. Al fin y al cabo, los diamantes también son simplemente unas piedras a las cuales la sociedad ha decidido poner un valor más elevado que el de otras piedras que, quizás, son hasta más únicas, raras y especiales.

SUELO APOSTAR POR UNA FUSIÓN DE ESTILOS Y ME ENCANTA COMBINAR LOS MATERIALES.

-Ahora todas las famosas que no hacen nada o no son nada dicen que son diseñadores de joyas.
-Creo que el crear algo propio tuyo es la cosa más satisfactoria que existe, por lo cual siempre intento animar a las personas que quieren ser creativas. Los complementos son una forma estupendo para expresarse y es por eso que muchas personas (sean famosos o no) se ponen a crear piezas para poder expresarse. Eso sí, no se puede comparar a alguien que está creando bisutería como hobbie con un profesional que ha estudiando durante años.

-Sus joyas están realizadas a mano ¿Qué es lo que más le cuesta?
-No creo que haya un solo paso en específico que más me cueste, depende más de la pieza en la que esté trabajando y en el día que tenga. Cuando empiezo siempre es con mucha ilusión, pero no consigo siempre crear lo que funcionaba en mi mente o en papel. Hay momentos donde no me viene la inspiración y donde es el diseño lo que más me cuesta. Y sin embargo hay días en el que el diseño lo hago en segundo pero no consigo realizarla a mi perfección. Si tuviera que nombrar la tarea que menos me gusta esa sería la de perforar las piedras. Es una cosa que me gusta hacerlo yo misma porque me permite decidir dónde viene el agujero exactamente en la piedra, pero es un proceso muy lento y requiere mucha paciencia.

-¿Podría hablarnos un poco del proceso de trabajo que sigue para su realización?
-Suelo empezar con los materiales brutos o con una idea/una inspiración que tenía en mente. Cuando trabajo únicamente con piedras voy probando hasta que encuentro la forma y los colores que me gustan. Cuando trabajo con metales me obligo por necesidad a dibujar y medir las piezas aunque no soy mucho de dibujar. Me gusta más ir creando sobre el camino, pero eso te puede costar caro cuando trabajas con metales. En cuanto tengo el prototipo diseñado me la suelo poner durante unos días para ver si me gusta, si es cómoda y si funciona. Y como paso final, en el caso de que me haya enamorado la pieza, pues termino con el proceso fotografiándola, poniéndole precio y sacándola a la venta.

-¿Qué es lo que más le satisface de su profesión como creativa?
-Lo que me encanta de tener un trabajo creativo, y especialmente llevando mi propia marca, es que me permite estar involucrada desde el primer momento hasta el paso final. Y eso da mucha satisfacción. Tengo un imagen en mi instagram que lo describe a la perfección: “Cuando compras algo a un artista estás comprando mucho más que un objeto. Estás comprando cientos de horas de fracasos y experimentos. Estás comprando días, semanas y meses de frustración y momentos de puro gozo. No estás comprando una cosa, estas comprando un trozo de corazón, una parte del alma, un momento de la vida de otra persona¨

Foto: © La Siesta Press | J. Fernández Ortega (Todos los Derechos Reservados)

-¿Qué le gusta de una piedra o de un metal?
-Lo que me llama la atención en general de un material, sea piedra, cuero o metal, son los colores y las texturas. Me apasionan las piedras por su individualidad; cada piedra es diferente y única. La búsqueda por la combinación perfecta de los materiales es lo que me apasiona.

-Háblenos de su última colección
-Suelo apostar por una fusión de estilos y me encanta combinar los materiales. Mi última colección tiene una línea formada por unas piezas más grandes con puntos de cuarzo bruto, conchas naturales y monedas de metal, y otra línea más delicada de cadenas finas de oro con piedrecitas de cuarzo rosa. Actualmente estoy creando mis primeras piezas de plata. ¡Espero lanzarlas pronto!

-¿Cuál seria el acompañante perfecto para una de sus joyas?
-Creo que la personalidad de la persona que la lleva. Es importante elegir los complementos que vayan con tu personalidad y para mí la base de elegir una joya es siempre saber si encaja conmigo y mi forma de ser. El resto viene solo.

¿Qué  diferencias encuentra entre los clientes españoles y los holandeses?
-La mayor diferencia es que los españoles (del sur) tienen el beneficio de vivir en un clima mejor, lo que les permite jugar con más variedad de complementos que los holandeses, quienes viven con mucha lluvia y suelen ir cubiertos de ropa.

“CUANDO COMPRAS ALGO A UN ARTISTA, ESTÁS COMPRANDO MUCHO MÁS QUE UN OBJETO.
ESTÁS COMPRANDO CIENTOS DE HORAS DE FRACASOS Y EXPERIMENTOS”

-¿Podría hablarnos un poco del proceso de trabajo que sigue para su realización?
-Suelo empezar con los materiales brutos o con una idea/una inspiración que tenía en mente. Cuando trabajo únicamente con piedras voy probando hasta que encuentro la forma y los colores que me gustan. Cuando trabajo con metales me obligo por necesidad a dibujar y medir las piezas aunque no soy mucho de dibujar. Me gusta más ir creando sobre el camino, pero eso te puede costar caro cuando trabajas con metales. En cuanto tengo el prototipo diseñado me la suelo poner durante unos días para ver si me gusta, si es cómoda y si funciona. Y como paso final, en el caso de que me haya enamorado la pieza, pues termino con el proceso fotografiándola, poniéndole precio y sacándola a la venta.

Foto: © La Siesta Press | J. Fernández Ortega (Todos los Derechos Reservados)

-¿Qué es lo que más le satisface de su profesión como creativa?
-Lo que me encanta de tener un trabajo creativo, y especialmente llevando mi propia marca, es que me permite estar involucrada desde el primer momento hasta el paso final. Y eso da mucha satisfacción. Tengo un imagen en mi instagram que lo describe a la perfección: “Cuando compras algo a un artista estás comprando mucho más que un objeto. Estás comprando cientos de horas de fracasos y experimentos. Estás comprando días, semanas y meses de frustración y momentos de puro gozo. No estás comprando una cosa, estas comprando un trozo de corazón, una parte del alma, un momento de la vida de otra persona¨

-¿Qué le gusta de una piedra o de un metal?
-Lo que me llama la atención en general de un material, sea piedra, cuero o metal, son los colores y las texturas. Me apasionan las piedras por su individualidad; cada piedra es diferente y única. La búsqueda por la combinación perfecta de los materiales es lo que me apasiona.

-Háblenos de su última colección
-Suelo apostar por una fusión de estilos y me encanta combinar los materiales. Mi última colección tiene una línea formada por unas piezas más grandes con puntos de cuarzo bruto, conchas naturales y monedas de metal, y otra línea más delicada de cadenas finas de oro con piedrecitas de cuarzo rosa. Actualmente estoy creando mis primeras piezas de plata. ¡Espero lanzarlas pronto!

-¿Cuál seria el acompañante perfecto para una de sus joyas?
-Creo que la personalidad de la persona que la lleva. Es importante elegir los complementos que vayan con tu personalidad y para mí la base de elegir una joya es siempre saber si encaja conmigo y mi forma de ser. El resto viene solo.

-¿Qué  diferencias encuentra entre los clientes españoles y los holandeses?
-La mayor diferencia es que los españoles (del sur) tienen el beneficio de vivir en un clima mejor, lo que les permite jugar con más variedad de complementos que los holandeses, quienes viven con mucha lluvia y suelen ir cubiertos de ropa.

Foto: © La Siesta Press | J. Fernández Ortega (Todos los Derechos Reservados)

¿Qué es Naï?

Naï es una marca de complementos. En realidad es una extensión de todas las cosas que me apasionan. Es único, es puro en sus materiales y su creación, y se puede llevar tanto en un estilo sofisticado como informal. Más que nada es para personas que aprecian la creación única a mano y que buscan algo con carácter.

¿Cuando se creo Naï?

Creé Naï en 2015. Había estado trabajando durante unos años en diferentes puestos de oficina y me di cuenta de que me sentía encerrada en el horario de lunes a viernes de 9 a 5. Siempre había sentido que quería hacer un trabajo más creativo, pero durante muchos años dudaba de mi capacidad. Decidí dar un salto de fe y empecé a hacer algo, lo que me gustaba desde pequeña: ser creativa y trabajar con las manos.

¿Cuánto puede costar una pieza de Naï?

Me gusta poder ofrecer piezas para un rango amplio de presupuestos, por lo cual hay piezas más básicas de alrededor 20€ hasta piezas más elaboradas o únicas de hasta unos 100€ – 150€. El promedio suele estar entre 30€-70€.

¿Dónde se puede encontrar Naï?

Naï se puede encontrar en nuestra tienda online, en mercadillos típicos de Mallorca y también en una tienda preciosa situada en Portals llamado Degauyhaus.

 

Comments

comments

1 COMENTARIO

  1. Muchísimas gracias Javier y La Siesta. Ha sido un placer sentarme con vosotros y realizar la sesión de fotos. Además es un honor aparacer con NAÏ en vuestra revista! Un abrazo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here