El diseñador recibió el Premio Ricardo Franco en el Festival de Málaga en una divertida gala que contó con Natalia Verbeke y Marisa Paredes.

El diseñador de vestuario Paco Delgado recibió en el Festival de Málaga el con el Premio Ricardo Franco con el que se ha reconocido la labor de este artesano incansable, una de las grandes figuras en su campo en la cinematografía mundial. La gala, conducida por la actriz y directora Chus Gutiérrez, contó con la presencia de Sonia Isla, Paola Torres, Silvie Imbert, Pilar Castro, Natalia Verbeke, Jorge Calvo y Marisa Paredes, que han agradecido la creatividad y el empuje del trabajo del diseñador. Maribel Verdú también se unía al homenaje a través de un vídeo.

La gala se abría con un vídeo en el que Paco Delgado ponía en cuestión la etiqueta de artista para definir su trabajo, ya que él prefiere considerarse un artesano. “Lo que yo hago lo puedo llamar artesanía. Me parece pretencioso llamarte artista”, señalaba el homenajeado en el vídeo, en el que desgranaba la importancia del vestuario para definir la psicología de los personajes. Un pensamiento en el que abundaba en el momento de recoger el premio, cuando definía el vestuario como “fundamental para construir un personaje”.

Delgado se mostró especialmente conmovido. “Ha sido muy emocionante. Me parece increíble que este festival tenga esta maravillosa ocurrencia de dar un premio a quien trabaja detrás de las cámaras”, señalaba Delgado, que también tuvo palabras para recordar a todo el equipo que hace posible su trabajo. “Detrás de los departamentos hay gente increíble que son tan artistas o más”, señalaba el premiado diseñador que cuenta con dos premios Goya y dos nominaciones en los Oscar.

En la presentación del premio Gutiérrez reivindicaba la definición de artista para Paco Delgado al tiempo que defendía la capacidad del vestuario para añadir “texturas” a los personajes. La gran sorpresa de la gala fue el número musical que se marcó el actor Jorge Calvo, interpretando la canción Mi jaca con la música del Wicked Game de C. Isaak, un guiño a las fiestas que compartió en Madrid con Delgado.

Y tú, ¿qué opinas?