Hay destinos en los que el sol es el gran incentivo para disfrutar de unas vacaciones de ensueño durante cualquier época del año. Pero ¿Y si no se tratara simplemente de visitar lugares para hacer planes acompañados de buen tiempo sino de una terapia necesaria para nuestra salud?

Según la nueva tendencia basada en tomar baños de sol de forma responsable para mejorar nuestra salud o ‘sungazing’, exponerse a los rayos solares de 10 a 15 minutos al día durante el amanecer o atardecer es altamente beneficioso para absorber vitamina D sin dañar nuestra piel.

La vitamina D es necesaria para que los huesos puedan absorber el calcio necesario, previene las enfermedades autoinmunes y, además, es la única que no solo podemos ingerir a través de la alimentación sino que también se sintetiza mediante de la exposición solar, aportando beneficios a nuestro cuerpo y ayudando a alcanzar el equilibrio interno necesario.

Según varios estudios, a pesar de que España sea uno de los países con más horas de sol de Europa, la carencia de vitamina D entre la población es igual (o incluso mayor) a la de otros países del continente.

¿La solución? Elegir un destino donde reine el sol todo el año para salvaguardar nuestra salud  mental y corporal.

Photo by Gian Cescon

Y tú, ¿Qué opinas?