Un giro en la política de Comunicación de la Casa Real con el rescate de Juan Carlos I

“Volver a regatear, más allá de ganar el mundial en Vancouver, supone sentirme otra vez parte de un equipo”, declaró Juan Carlos I, el emérito, en este perfil que publicó El País Semanal a finales de 2017. No era solo una frase; “sentirme otra vez parte de un equipo” significaba, implícitamente, haber estado fuera de él.

Desde su abdicación en junio de 2014 don Juan Carlos no participó en ningún acto institucional con su sucesor. Y en el ámbito público familiar las ocasiones en las que aparecían juntos se convirtieron en el maná que todo fotoperiodista buscaba. Mallorca ha sido y es una excepción.

Foto: © La Siesta Press

Cada vez más apartado, casi escondido, alguien cayó en la cuenta de que lo que se presentó como una convivencia armoniosa de dos reyes había sido de todo, menos convivencia. Pasaba el tiempo y no había archivo del padre con el hijo cuando el hijo ya estaba por encima del padre.

Casa Real había diseñado una Pascua Militar a cuatro: Felipe VI y Letizia y Juan Carlos I y Sofía. Juntos. Solemnes. El acto en la Plaza de la Armería del Palacio Real se canceló por la lluvia y la revista a las tropas de los dos reyes, por primera y quizás por última vez, quedó en suspenso. El paseo de los dos, unidos, haciendo equipo formal se producirá, según afirma una fuente próxima a los entresijos de Zarzuela, a lo largo de este 2018.

El 80 cumpleaños de don Juan Carlos sirvió de percha para colocar una foto de toda la familia

Un día antes de la Pascua Militar, el 5 de enero, el 80 cumpleaños de don Juan Carlos sirvió de percha para colocar una foto de toda la familia: eméritos, actuales, futura y hermana y la infanta Elena con sus hijos.

El giro en la política de Comunicación de la Jefatura del Estado se ha traducido en más de una hora de vídeo del Rey trabajando y en familia. Al margen de las interpretaciones que han suscitado las imágenes de la comida en la casa del Rey, acompañado por la Reina y por sus hijas, el archivo visual y sonoro de Zarzuela crece por días.

El Toisón de Oro, bautismo institucional de la Princesa Leonor, haciéndolo coincidir con el cincuenta cumpleaños de Felipe VI, suma otro vídeo de los cuatro reyes y la heredera para la posteridad. El padre habló a su hija de “nuestro compromiso personal e institucional con España”. Con esas palabras el Rey asumió la dificultad de la convivencia entre lo privado y lo oficial.

Siempre con el valor del bastón: “Tendrás el apoyo de muchas personas que quieren lo mejor para España, para la Corona y para ti. Tu familia estará siempre a tu lado: especialmente tu madre y también Sofía, que estarán contigo apoyándote; también tus abuelos; y por supuesto yo, tu padre, que sabes que confío en ti plenamente”. Hacer piña, ser un equipo.

 

 

Y tú, ¿qué opinas?