Una masa de aire muy fría de procedencia ártico marítima llegará este miércoles a la Península Ibérica por el norte y durante los próximos días se extenderá a toda la Península y Baleares donde provocará un descenso generalizado de las temperaturas con heladas en amplias zonas y con nevadas persistentes en el norte de la Península, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que ha emitido un aviso especial.

Este miércoles y jueves las nevadas afectarán al área cantábrica, Pirineos y norte del Sistema Ibérico, exceptuando Galicia y Girona, en cotas que podrán descender hasta los 700 metros. La nieve dejará una acumulación de 10 centímetros de nieve de espesor durante los dos días en el Cantábrico oriental y en el extremo occidental de Pirineos.

Además, la AEMET avisa de que el viernes y el sábado serán los días en que el temporal de nieve tendrá mayor incidencia ya que además de estas áreas, las nevadas se extenderán también al resto del sistema Ibérico y al este del sistema Central.

Esos días advierte de que la cota de nieve podría bajar hasta 400 metros en algunas zonas e incluso puede ocasionalmente estar más baja, por lo que la AEMET ve “muy probable” que las nevadas afecten también a áreas más bajas próximas a los sistemas montañosos y, de forma más ocasional, al resto de la mitad oriental de Castilla y León.

Las acumulaciones más importantes se esperan de nuevo en el Cantábrico oriental y Pirineo occidental, con espesores que podrán superar los 25 centímetros durante los dos días.

Durante este episodio podrá nevar también, aunque de forma menos intensa, en otras zonas altas del noroeste y del sureste peninsular y en el norte de Mallorca.

Foto: © La Siesta Press (Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial)

Respecto a las temperaturas, indica que las temperaturas se mantendrán con valores muy bajos durante esta semana y también durante gran parte de la próxima y sobre todo afectarán a las mínimas de la Península que estarán por debajo de 0 grados centígrados excepto en el suroeste y en las zonas costeras, lo que dará lugar a heladas muy extensas.

Incluso, será “muy probable” que las mínimas lleguen a -5 grados centígrados en amplias zonas de la meseta norte y, de forma más local, en el interior de la mitad oriental peninsular. En áreas de montaña del norte incluso los valores podrán ser inferiores a -10ºC.

Respecto al viento, será intenso sobre todo en la mitad nororiental de la Península, lo que aumentará “de forma notoria” la sensación de frío.

La situación de nevadas tenderá a remitir a partir del sábado por la tarde pero las temperaturas seguirán muy bajas a lo largo de la próxima semana.

Foto: © La Siesta Press (Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial)

Comments

comments