El exduque de Palma, Iñaki Urdangarín, recibió el pasado 17 de agosto el segundo grado, por lo que continuará cumpliendo su condena en este régimen, el más habitual, en la cárcel de Brieva (Ávila).

Con el régimen de segundo grado, el reo debe esperar a cumplir al menos la cuarta parte de su condena para poder obtener su primer permiso penitenciario, aunque de acuerdo a las fuentes consultadas, puede que su defensa trate de desplegar alguna otra estrategia.

Urdangarín se encuentra en prisión desde el pasado 18 de junio tras ingresar por su propio pie una vez que el Tribunal Supremo confirmó para él una condena de 5 años y diez meses de prisión por los delitos de prevaricación continuada y malversación (ambos en concurso), tráfico de influencias, fraude a la Administración y dos delitos fiscales.

El marido de la Infanta Cristina ha presentado un incidente de nulidad ante el Supremo contra la sentencia, un trámite previo a la presentación de un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, algo que podría estar en el horizonte de su estrategia de defensa.
En el escrito, los abogados de Urdangarín alegaron que el fallo carece de “base material lógica”, tiene contradicciones y conclusiones predeterminadas, así como falta de motivación material y pidiendo en consencuencia, que se deje sin efecto. Quieren la libre absolución.

Y tú, ¿Qué opinas?