La Audiencia Provincial de Palma ha dado un plazo de cinco días al ex duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y a su ex socio Diego Torres para que ingresen en prisión para cumplir sus sentencias –de cinco años y diez meses y de cinco años y ocho meses, respectivamente– por sus condenas por el caso Nóos. El ex presidente del Govern, Jaume Matas, por su lado, no ha comparecido ante la Audiencia de Palma y ha acudido directamente a la prisión de Aranjuez (Madrid).

Durante estos cinco días, Urdangarin tendrá libertad de movimientos debido a que su ingreso es voluntario y podrá viajar a Suiza hasta el momento en que se materialice su entrada en la cárcel.

© Jaime Reina 2018

A su llegada, Urdangarin ha entrado con semblante serio y no ha hablado con los medios de comunicación presentes. Además del centenar de periodistas –entre cámaras y redactores–, también le han recibido una veintena de curiosos que le han gritado “chorizo”. También se han podido escuchar proclamas como “los Borbones a los tiburones” y “Borbón a prisión”.

En unos siete pasos, el marido de la Infanta se ha introducido en la Audiencia donde le esperaban las magistradas Samantha Romero, Rocío Martín y Eleonor Moyá, las juezas que dictaron la primera sentencia condenatoria que ahora el Supremo ha ratificado, habiendo hecho unas ligeras modificaciones. Ahí, le han dado la orden de ingreso en prisión que le obliga a personarse ante una cárcel a su elección.

Por su lado, el ex ministro de Aznar ya ha ingresado en la prisión de Aranjuez, tal como han informado desde instituciones penitenciarias. En concreto, Matas está condenado a tres años y ocho meses de cárcel por un delito continuado de prevaricación en concurso medial con un delito de falsedad en documento público y con un delito de malversación de caudales públicos.

Y tú, ¿qué opinas?