Breitling, la marca relojera suiza, fue la anfitriona de una deslumbrante noche de gala con alfombra roja para celebrar su entrada en el mercado chino, en un evento desarrollado en el marco incomparable del Phoenix Centre de Pekín.

No dejaron pasar la ocasión las estrellas internacionales del cine y miembros del Breitling Cinema Squad Brad Pitt y Daniel Wu, a quienes se sumaron la surfista Sally Fitzgibbons y el fotógrafo y cineasta Peter Lindbergh. Los acompañaron también personalidades del mundo de la moda, la alta sociedad, el deporte, la música y el cine, entre ellos el diseñador de moda japonés Motofumi «Poggy» Kogi, la actriz surcoreana Shin Se-Kyung, la actriz china Qi Wei y el actor chino Li Zonghan.

La noche empezó ya con un arranque impactante, cuando Georges Kern, CEO de Breitling, presentó a las celebridades invitadas por la marca.

«Esta noche indica el comienzo de un capítulo nuevo de Breitling en China, lo cual nos emociona enorme­ mente. Tenemos el gran placer de darles a conocer lo que llamamos nuestro futuro de leyenda, centrado no solo en el aire, sino también en el mar y la tierra, y todo ello colaborando con nuestros squads, en los que participan algunos de nuestros principales asociados, embajadores y amigos», dijo Georges Kern. Añadió también: «Hace tan solo unos meses, Breitling abría en Pekín su primera boutique insignia en Asia, y ahora vamos a reforzar nuestra presencia online y digital en el continente a través de nuestra asociación estra­ tégica con Alibaba inaugurando brillantemente nuestra tienda insignia Breitling en Tmall».

Brad Pitt manifestó su entusiasmo por la campaña con estas palabras: «Es estupendo estar aquí en Pekín con Breitling. La marca está pasando por una transfor­ mación a la vez que su historia sigue presente en sus diseños, y yo disfruto formando parte de ello».

Daniel Wu, para el que también es una alegría su nuevo papel como miembro del Cinema Squad, habló así a la audiencia: «Como creo que habrán visto ustedes, esta campaña de Breitling no se parece en nada a lo que esté haciendo nadie más. Es una campaña muy eficaz, pero espero que también aprecien lo divertido que es participar en ella».

Para redondear la velada, y en el más puro estilo del show business, Georges Kern, Brad Pitt y Daniel Wu posaron para un selfie, ayudados, como no podía ser menos, por el fotógrafo Peter Lindbergh. Tal como subrayó Georges Kern: «No puede ocurrírseme nadie más cualificado para hacer esta foto”.

Y tú, ¿Qué opinas?