El techo del recién inaugurado Hotel Glòria de Sant Jaume acogió el pasado 22 de diciembre un high tea en el que un grupo selecto de clientes, profesionales, amigos y admiradores pudieron conocer la nueva colección de Sebastián Pons para su firma MUCHACHE.

Nacida en su taller de Alquería Blanca y bajo la premisa de crear moda gender-free o unisex, la propuesta de PRIMITIVE & PRECIOUS, bebe de los orígenes de la tierra, toma lo esencial como propio y se lanza al mundo para recordarnos que es tiempo de exceso y celebración.

© La Siesta Press / J. Fernández Ortega

Sebastián Pons ejerce su magia, y transmuta la materia en prendas de líneas y patrones fluidos, resumiéndose en vestidos saco, túnicas, kaftanes, faldas, capas o foulares que abrazan el cuerpo de hombres y mujeres, transportándonos a la década de los setenta donde la extravagancia y la revolución social eran la prioridad, en un claro homenaje a la igualdad y la libertad.

Mediante un hechizo, las telas se transforman de lo primitivo al preciosismo más festivo, algodón, pelo sintético, telas metalizadas, glitter o pailletes dominan los looks para lucir tanto de noche como de día y son el cóctel perfecto de la alquimia que ejerce el diseñador.

Dos mundos, el real y el esotérico se unen llenando de magia la vida diaria en una búsqueda de la felicidad en tiempos convulsos.

El color, las texturas, las formas y los volúmenes, los cortes y el moulage continúan como sello de identidad de la firma y son el epítome de lo cool en PRIMITIVE & PRECIOUS. Así, la colección está cuajada de prendas emocionales y atemporales, reflejo del lifestyle mallorquín, ropajes con los que evadirse de la realidad y hacer un guiño al espíritu festivo que todos llevamos dentro.

Y como colofón a los nuevos looks, MUCHACHE se une una a la firma EZ Lab una marca de zapatillas deportivas de diseño ecléctico y elevada calidad, dos valores con los que MUCHACHE se identifica plenamente y que han cerrado el círculo de esta nueva colección.

Y tú, ¿Qué opinas?