Hace unos días hablábamos en un evento de la gran suerte y el glamour que se destila en esta isla del mediterraneo llamada Mallorca. El evento que se nos mostró ayer así lo atestigua. Ayer se presento a la alta sociedad mallorquina el hotel de 5 estrellas Palacio Can Marques, donde se junto lo más granado de la isla, desde el poder hotelero de la familia Escarrer hasta periodistas de sociedad como nosotros, pasando por diversos empresarios del mundo de la publicidad y la restauración.

Alberto Hernandez, Encarna Matos, Mariana Chacón, Mercedes Fuentes, Daniel Mulet, Elisa Mato, Bernat Vidal , Patricia Estrada, Horrach Moya, Gudi Moragues, Toni Pomar, Fer Ruzafa, Daniel Danes, Luis Morell, son algunos de esos nombres.

kim y Aline dueños de este majestuoso palacio nos abrieron sus puertas.

Galería de fotos

© La Siesta Press / J. Fernández Ortega

El edificio es un magnífico palacio construido en la segunda mitad del siglo XVIII y está clasificado como uno de los inmuebles más históricos de Palma. El edificio conocido como “CAN MARQUES” fue la residencia de la familia Marques durante décadas.

El patio de 140 m² con columnas de alabastro gótico y alturas de hasta 11 metros de techo conduce a un jardín interior donde la sombra es proporcionada por grandes palmeras. El jardín de 200 m² ofrece un remanso de tranquilidad en el corazón del casco antiguo.

Todas las suites están diseñadas individualmente y evocan la calidez y la intimidad de la residencia privada que una vez fue. Cada uno de ellos sigue el diseño de la antigua estructura del Palacio y es único en su forma, decoración y tamaño excepcional.
Las suites tienen entre 33 y 380 metros cuadrados, la mayoría de ellas alrededor de 65 metros cuadrados, algunas con grandes terrazas privadas con vistas a Palma y al puerto.

Galería de fotos

© La Siesta Press / J. Fernández Ortega

La decoración es ecléctica y se ha procurado seleccionar los mejores elementos de diferentes épocas de diseño. Cada suite cuenta con lámparas de araña diseñadas por Murano en Italia y alfombras tejidas a mano. El diseñador ha concedido especial importancia a la selección de muebles, obras de arte y esculturas.

La diseñadora de interiores, Aline Matsika, una diseñadora de interiores reconocida internacionalmente con oficinas en París, Nueva York y Hamburgo, tiene una boutique de estilo de vida en el hotel y estará disponible para asesoría de diseño individual para los huéspedes del hotel. Los huéspedes también pueden comprar ciertos artículos expuestos en el hotel si lo desean.

Los propietarios renovaron cuidadosamente esta propiedad excepcional durante años y están encantados de compartir su pasión por este Palacio con sus huéspedes.

CENA

El menú ofrece una variedad de la cocina clásica francesa y tiene una gran variedad de vinos seleccionados almacenados en bóvedas históricas debajo del Palacio. Un desayuno buffet, incluido en el precio de la habitación, se servirá en el restaurante o en el jardín.

Y tú, ¿Qué opinas?