Una de las citas imprescindibles conjuga, además, dos de nuestros ingredientes favo- ritos: música y solidaridad. Bueno, y un tercero: gastronomía. De nuevo, el restaurante El Pesquero fue escenario de un concierto a beneficio de la Fundación Studium Aureum, formación musical de solistas, coro y orquesta con más de años de historia y que dirige de manera magnífica Carlos Ponseti.
Bajo el embrujo de la bella Italia, la forma- ción interpretó obras clásicas italianas, así como temas mucho más recientes, como la banda sonora de El Padrino. Como maestra de ceremonias, Amelia Forteza, y como anfitrión, Miquel Dolç, uno de los propietarios del establecimiento.
A la cita no faltaron Vicenç Rotger, de Distribuidora Rotger; el director del hotel GPRO Valparaíso, Toni Ferrer; Chantal Jourdain, Jaume Llull o Mateo Isern. El hombre más solicitado del momento, al que buscan y piden que vuelva a la primera fila del ruedo político, prefirió pasar desapercibido. Le preguntamos si se planteaba el regreso y solo nos felicitó las fiestas. Había que intentarlo.

GALERÍA DE FOTOS

© La Siesta Press / J. Fernández Ortega

Y tú, ¿Qué opinas?