Una puesta de sol mágica con vistas a la bahía de Palma y música en directo ha sido el escenario elegido por la Relojería Alemana para celebrar sus140 años de historia. La finca de Ca’n Alomar, ubicada en pleno Paseo de Dalt Murada, ha acogido a más de 250 invitados que han querido aprovechar la ocasión para celebrar con la familia Fuster una fecha tan señalada.

Al ritmo de la música de Paco Colombàs, la velada ha contado con la colaboración especial de Rolex y Cartier, quienes han querido participar creando sus propios espacios basados en la experiencia, los juegos y la realidad virtual.

GALERÍA DE FOTOS

© La Siesta Press / J. Fernández Ortega

Pablo, Blanca y Paula Fuster, actual generación al frente de la empresa familiar, han querido aprovechar esta ocasión tan especial para diseñar unas pulseras benéficas con el sello de su firma de joyería Setenta y Nueve. Los claims LIVE, LOVE, LIFE se han grabado en pequeñas placas de oro rosa con un cordón de la suerte. Todos los beneficios obtenidos se donarán íntegramente a tres asociaciones mallorquinas vinculadas a la infancia: Sonrisa Médica, Fundación Rana y Aspanob. Las pulseras podrán adquirirse también en los puntos de venta de Relojería Alemana. Las empresas Studio Roses y Gráficas Planisi se han sumado a la causa, colaborando con el diseño y la impresión del packaging.

Por último, Pablo Fuster Planas, CEO de Relojería Alemana, ha remarcado que: “aunque solo tengo palabras de agradecimiento para todos, tendréis que perdonar que haga una mención especial a mi padre, ya que si somos lo que somos y estamos donde estamos es gracias a él”

© La Siesta Press / J. Fernández Ortega

Y tú, ¿Qué opinas?