La Policía Nacional requisa documentación en la sede de Europa Press Baleares y se apropia del teléfono móvil de un periodista de Diario de Mallorca por la investigación a Cursach.

Agentes de la Policía Nacional se han personado este martes en la delegación balear de la agencia de noticias Europa Press para requisar documentación y equipos corporativos y personales en el marco de una investigación dentro del caso Cursach, con el objetivo de determinar el origen de una filtración periodística.

Tres agentes y una secretaria judicial han entregado en la redacción la orden de registro y han exigido a la periodista que cubre información relacionada con el caso Cursach que entregase cualquier documentación sobre la macrocausa de la Policía Local.

La redactora se ha acogido a su derecho profesional a no revelar las fuentes y los agentes le han negado contactar con los servicios jurídicos de la empresa. Por ello, amparándose en el mandato judicial, los agentes se han llevado su teléfono móvil personal, dos ordenadores de la empresa y varios documentos en papel con el objetivo de determinar el origen de una filtración.

Foto: © La Siesta Press | J. Fernández Ortega

La Policía Nacional ha requisado esta mañana el teléfono móvil del periodista de Diario de Mallorca Kiko Mestre. La policía tiene previsto personarse esta tarde en la sede de Diario de Mallorca para requisar documentación y equipos corporativos y personales del mismo redactor en el marco de la investigación del magnate de la noche.

Europa Press y Diario de Mallorca reitera su compromiso con la libertad periodística y con la protección de las fuentes y lamenta este ataque al derecho a la información, derecho fundamental recogido en la Constitución.

 

Y tú, ¿Qué opinas?