El certamen de Palma honra la trayectoria de la actriz, figura imprescindible del cine y del teatro español

La actriz Marisa Paredes recogía anoche el Premio Evolution Honorífico del festival de cine independiente de Palma, EMIFF, que reconoce con el galardón la trayectoria de la intérprete madrileña, figura imprescindible del cine y del teatro español, y una artista que cautivó a una generación como chica Almodóvar y que continúa enamorando al gran público infundiendo a cada personaje una tensión y un enfoque directo, que cautivan a la audiencia en cada momento”.

Horas antes de recoger el premio, en un encuentro celebrado con la prensa en el Hotel Cort de la capital balear, la artista destacaba que la elección del film tenía mucho que ver con Pedro Almódovar, “creador extraordinario, distinto, irreverente y modernísimo”, que escribió y dirigió la película en el 95. “Mi personaje, Leo Macías es una escritora de novela rosa obligada por contrato a entregar tres novelas al año, pero lleva meses incumpliéndolo porque en vez de novela rosa le sale negra. El cambio que experimenta el personaje tiene mucho que ver con lo que en ese momento le estaba pasando a Pedro. Él había rodado sus primeras películas, pero tenía otras inquietudes y la necesidad de rodar algo diferente”, ha argumentado.

<Mads Mikkelsen y Marisa Paredes 81En una conversación cercana, Marisa Paredes ha hablado sobre mujeres, sobre cine, sobre sus inicios y su familia, sobre zapatos, “tan importantes como lo es una labor de equipo para hacer una película, porque todo es necesario para que una producción salga bien”, ha asegurado.

La actriz destacaba que “el nombre del festival me parece un acierto, porque tenemos que evolucionar, aunque sin renunciar a nuestros ideales. Yo no lo he hecho y defiendo mis personajes con verdad”. Personajes, por otra parte “que no elijo yo, me eligen a mí” ha afirmado. La intérprete de películas como ‘Entre tinieblas’, ‘Tacones lejanos’, ‘Todo sobre mi madre’ y ‘La piel que habito’ ha asegurado que afortunadamente lo que sí han evolucionado son los papeles femeninos. En su opinión, Almodóvar también ha sido “visionario y rompedor en ese sentido creando personajes que ya no presentaban a la mujer pasiva, sino con la astucia y la resistencia que caracteriza a la mujer, que somos las que hacemos la vida”, sentenciaba y añadía que “el mundo femenino ha tomado una posición que hace que se fijen en nosotras como personas”.

Paredes también ha recordado sus comienzos reconociendo que “no fue difícil conseguir los primeros trabajos porque era descarada y mentía cuando me preguntaban por mi experiencia”. Sin embargo, sí tuvo que enfrentarse a un entorno que no veía bien que se dedicara al teatro.

Y tú, ¿Qué opinas?