Ubicada en el corazón de la capital de Mallorca, Mallorca Distillery es la primera destilería artesanal a pequeña escala en Palma. Con su alambique de cobre de 500 litros, hecho a medida, Mallorca Distillery produce licores artesanales de calidad suprema fabricados con mucho cuidado, regalando un sabor de la isla en cada botella.

Byron Holland y su mujer, Amber, se enamoraron de Mallorca nada más aterrizar en ella. Así que decidieron dejar Londres hace tres años para instalarse en la isla y emprender en ella. En agradecimiento a la acogida han creado una nueva ginebra, la Palma Gin, que en palabras de Bayron, “ofrece el sabor de la isla en cada botella”.. Se encuentran bayas de enebro mallorquín, lavanda, cítricos, flores… Homenaje también en su botella, diseño de Huget Baldosas y con ins- piración para su etiqueta en la Seu. Para presentarla,  cócteles de Tommy Ferragut acompañados por sendos platos de Lluis Pérez

Esta pequeña destilería artesanal ostenta los esfuerzos creativos de los fundadores Amber y Byron, enfocándose inicialmente en lanzar dos productos de calidad suprema, Palma Ginebra y Palma Vodka, ambos reflejando la belleza de la isla. La producción a pequeña escala de Mallorca Distillery también le da la oportunidad a James Gibbons, el maestro destilador, a supervisar cada producción, asegurándose de prestar gran atención para conseguir un cuidado con mimo del proceso de cada destilación con un inigualable enfoque de calidad.

© La Siesta Press / J. Fernández Ortega

INSPIRACIÓN DE LA MARCA

El diseño simbólico de las botellas procede de las tradicionales baldosas mallorquinas conocidas como ‘suelo hidráulico’. La inspiración viene de una empresa familiar mallorquina, Huguet, fabricante de baldosas hechas a mano durante más de 80 años. Tardando más de 10 meses en completar el original diseño de la botella, el equipo finalmente decidió realizarlo utilizando un proceso especializado que consiste en imprimir en tinta pinturas orgánicas directamente en el cristal, consiguiendo un producto reciclable y ecológico. El logotipo de la empresa encontró su inspiración en el rosetón que da al oeste de la fascinante Catedral La Seu, rindiendo homenaje a la historia de la ciudad mágica.

ÉTICA

Mallorca Distillery está comprometida con la isla y su medio ambiente. Los ingredientes están recolectados en la isla durante todo el año, permitiendo que los sabores naturales de la isla estén representados en cada botella. Los extractos naturales únicos de Mallorca reflejan el espíritu de la isla en cada destilación, regalando un sabor de esta preciosa isla.

La creación de licores orgánicos juega un papel intrínseco en el espíritu de la destilería. Comenzando con un licor orgánico y ayudando a los granjeros de la isla, cada semana el equipo va en busca de extractos naturales frescos para crear el sabor y la calidad inigualables que se encuentran en cada botella.

Y tú, ¿Qué opinas?