Algunas personas lo denominan como apoteósico, otros como fantástico o simplemente bello, lo que es verdad es que no se podía dejar de apreciar la musicalidad de un piano, un chelo, un violin y las maravillosas voces de un coro. Entre los platos del Pesquero se colaban las luces de Broadway en una noche gélida de temperatura pero cálida en música.

Fabulosa noche la del pasado viernes en el Pesquero con el SOPAR MUSICAL a beneficio de la Fundació Studium Aureum. Las actuaciones musicales de la Fundació Studium Aureum con esas estupendas voces del coro, el piano de Andreu Riera, el violín, el chelo … y todos bajo la excelente batuta de Carles Ponseti, director y fundador de la fundación. Como no podía ser de otra forma, fue mítica la actuación como maestra de ceremonias de Amelia Forteza.

 

Y tú, ¿qué opinas?