Son muchos los recuerdos que “atan” a Norma Duval a Mallorca. Tantos, que no duda en afirmar que no sabría vivir sin Mallorca. Un año sin pisar la isla es un año perdido. “La llevo tan dentro de mí que casi diría que corre sangre mallorquina por mis venas. Tengo muy grabado el recuerdo de cuando cada verano, me embarcaba con mi madre a bordo de un barco desde Barcelona y disfrutábamos del trayecto”. A caballo entre Mallorca -“en una casa donde no tenemos piscina, no nos hace falta”- y Madrid -“donde sí tenemos”- se han críado sus tres hijos, Marc, Yelko y Christian, fruto de su matrimonio con Marc Ostarcevic.

© La Siesta Press

Ahora, tras una relación llena de altibajos con Matthias Kühn, parece que atraviesa un buen momento personal junto al empresario inmobiliario alemán. Se la ve feliz, muy atenta con los medios que acudieron a la presentación de la nueva colección de Caladan de la que es imagen. Hacía calor, sí, pero Norma Duval no desfalleció durante la intensa sesión de fotografías. La acompañaron, la responsable de la firma, Kathrin Wetzel, y los modelos masculinos Andrés Llompart y Mustafa Goektas. 


¿Echa de menos los posados de verano en el mar?, le preguntamos. “Creo que esa época ya pasó, aunque era muy divertido. Si ahora tuviera que volver a hacerlos, sería algo mucho más preparado, no tan improvisado y natural”, dice entre risas. También quisimos saber cómo se encontraban sus sobrinas, las gemelas Paula y Andrea, de las que se hace cargo tras la muerte de su hermana, Carla. “Están muy bien. Ya tienen 20 años y son unas chicas estupendas”. El buen momento personal de Norma Duval coincide, además, con buenas noticias a nivel profesional. En los próximos meses estrenará una serie ficción en la que compartirá protagonismo con Alaska y Mario Vaquerizo y que parece que se llamará, Palacio Duval.  “De momento estamos rodando los episodios. No sabemos cuándo ni dónde se emitirán”.

Y tú, ¿Qué opinas?