Desde los años 50, el hotel Hospes Maricel ha ejemplificado el “allure” de unas vacaciones soñadas frente al mar mallorquín.

Cada época ha tenido sus códigos estéticos y sus pautas de lo que significaba recibir con toda clase de lujo y confort pero Maricel ha sabido mantener como base de su servicio un #allure que ha derivado en un sello de experiencia única que no deja de renovarse temporada a temporada.

En este 2018, el hotel Hospes Maricel & Spa estrena decoración de las 29 habitaciones del edificio palacio firmadas por el afamado interiorista Tomás Alía, con la presencia del mismo en un evento inspirado en los años 50.

El evento llevaba por título #AllureMaricel y fue un pequeño homenaje al allure y la elegancia de las estrellas de cine que se alojaron en el hotel Hospes Maricel desde su apertura en el año 1948.

Fue un evento con mucho glamour, inspirado en los años 50 lleno de sorpresas, con músicos y bailarines de swing para hacer el evento más interactivo y un catering premium regado con champán Taittinger y cocktails firmados por Rafa Martín del Brass Club para hacer sentir a todos los invitados como estrellas de cine. Además se ha contado con dos colaboradores de lujo que han vestido y han puesto el toque de brillo a través de maravillosas piezas de joyería a dos parejas que se han integrado entre el público, ejemplificando el leitmotiv de la velada: Nicolás Joyeros y Jorge Vázquez Palma de Mallorca.

Y tú, ¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here