Ryanair cambia su política de equipajes desde este jueves día 1 de noviembre. Los viajeros de la compañía solo podrán llevar un bulto pequeño, tipo bolso, de forma gratuita en la cabina.

Así, los clientes no prioritarios solo podrán llevar en la cabina una bolsa de viaje gratis y sólo los prioritarios podrán portar dos bolsas sin coste adicional, entre ellas, una maleta.

Así, los clientes no prioritarios solo podrán llevar en la cabina una bolsa de viaje gratis y sólo los prioritarios podrán portar dos bolsas sin coste adicional, entre ellas, una maleta.

Los clientes no prioritarios que deseen agregar una maleta de 10 kilos a su reserva podrán añadir la prioridad de embarque desde 6 euros y traer dos bolsas o añadir un equipaje facturado a su reserva desde 8 euros, que se debe facturar en el mostrador de entrega de equipaje.

La nueva política de equipaje se aplicará a todos los viajes posteriores al 1 de noviembre, según ha fijado Ryanair, que detalla que el servicio prioritario tiene un límite de 95 clientes por vuelo.

© La Siesta Press / J. Fernández Ortega

Ryanair también ha comunicado que los clientes contarán con más capacidad para embarcar los líquidos en la maleta de hasta 10 kg y que el bulto pequeño que porte el viajero podrá ser un 40% más grande.

La compañía, que cree que esta nueva tarifa podría reducir los ingresos obtenidos por facturación de equipaje, defiende que ninguna aerolínea permite que sus pasajeros suban todas las maletas a la cabina.

“Los principales beneficios de esta nueva política serán la reducción de los retrasos en los vuelos y la opción más barata de equipaje facturado. Las ventajas adicionales para los pasajeros serán la capacidad de empacar más líquidos en su equipaje con ruedas de 10 kg y caminar hasta la puerta de embarque con las manos libres. También hemos aumentado el tamaño del pequeño bolso de mano en un 43%, desde 35 x 20 x 20 cm hasta 40 x 20 x 25 cm”, indica la compañía en una nota.

Y tú, ¿Qué opinas?