La belleza de la isla de Sifnos, en las Cícladas occidentales, entre Paros, Milo y Sérifos, radica en su arquitectura y en el paisaje que la convierten en una joya del Mar Egeo. La isla tiene forma de triángulo y es famosa desde la antigüedad por la riqueza en oro y plata presente en sus minas. Los valles están recubiertos de olivos que se impulsan hasta el mar mientras que las flores, que se encuentran por todas partes, tienen brillantes colores que envuelven la isla.

Apolonia, la capital de la isla, es una ciudad moderna, rica de tiendas de cerámica. Su arquitectura es un extraño samblaje de edificios, terrazas, patios y callejones de cándido color blanco, en una increíble armonía con la naturaleza y el ambiente. La única excepción arquitectónica de la isla es la antigua capital, Kastro, que permanece un ejemplo de urbanística medieval, con calles empedradas, casas de piedra y una vista sensacional sobre el mar. En el Museo Arqueológico se expone una colleción de esculturas del período helenístico y del período bizantino. Pintorescos molinos de viento y no menos de 365 iglesias y capillas recubren la isla.

Sifnos a lo largo de sus 70km de costas, accidentados y ricos de bahías y golfos, ofrece playas de ensueño, bellísimas, limpias y atractivas como las de Kamares, Faros, Platis Gialos, Hersonissos, Vroulidia, Fikiada y Fassolou. Las bahías más famosas se encuentran en la parte meridional de Sifnos, todas ellas caracterizadas por una arena suave y dorata y aguas cristalinas, y en las cercanía podréis encontrar hoteles de ensueño, con piscina y spa.

. Apolonia es la capital de Sifnos y se encuentra literalmente en el corazón de la isla, construído con forma de anfiteatro sobre tres colinas. Callejuelas empedradas, casas típicas de la arquitectura cicládica, bonitas iglesias, tiendas de artesanía y óptimos restaurantes y tabernas harán que améis este pequeño y pintoresco centro, maravilloso durante la noche cuando las luces se reflejan sobre los cándidos muros de sus construcciones creando una atmófera única.

. La Iglesia de los Siete Mártires es una pequeña capilla construída según la tradicional arquitectura cicládica que se encuentra sobre la cima de un islote de roca que surge del mar no lejos de Kastro. Para llegar a ella debeis recorrer algunas escaleras que se desarrollan a lo largo de la roca.

. El pueblo de Kastro es un pueblecito en la cima de un acantilado situado a 5 km al este de Apolonia. Además de su magnífica vista panorámica sobre el mar, podréi admirar gran parte de su muralla y de la fortaleza que han sobrevivido hasta nuestros días. Son también espléndidos los edificios antiguos, las iglesias del 1600 y algunos restos de la antigua acrópolis.

 

Y tú, ¿Qué opinas?